Unity es una de las herramientas que utilizamos en ConMasFuturo.com para nuestras clases. En ellas, los chicos y chicas aprenden a crear sus propios videojuegos de una forma sencilla y casi profesional. Unity es uno de los motores más utilizados en la industria del videojuego por la posibilidad de desarrollar juegos para plataformas tan diversas como Windows, OS X, Linux, Xbox 360, PlayStation 3, Wii U y Android, entre otras. Su éxito ha llegado principalmente gracias a las pequeñas desarrolladoras de videojuegos, también conocidos como indie, que no pueden crear su propio motor gráfico para un juego y no tienen las herramientas necesarias para comparar licencias. Unity ha democratizado el desarrollo de juegos, ahora todo el mundo puede tener una idea y llevarla a cabo. Nuestros chicos y chicas son un ejemplo de ello.

Unity no es una herramienta nueva para el desarrollo de videojuegos, lleva mucho tiempo entre nosotros. Creada por David Helgason, Nicholas Francis y Joachim Ante, su primera versión es del 2004 y salió únicamente para el desarrollo de proyectos en la plataforma Mac. Fue tal su éxito que terminó convirtiéndose en una herramienta multiplataforma. La última versión de Unity es de 2015 y lleva el nombre de Unity 5.

imagen unity

Existen dos versiones de la herramienta: Unity Free y Unity Pro, esta última versión es de pago y trae contenidos adicionales como renders, texturas, determinación de cara oculta, iluminación global y efectos de posprocesamiento. Mientras que, la versión gratuita, muestra una pantalla de bienvenida y una marca de agua que no se puede desactivar. Tanto la versión Free como Pro incluyen un completo entorno de desarrollo, tutoriales, ejemplos de proyectos y de contenido, soporte a través de foros y actualizaciones. Por tanto, no estamos solos en la aventura de crear nuestro propio videojuego.

¿Por qué tantas desarrolladoras de videojuegos utilizan Unity? Sencillo, es fácil mantener el código de trabajo y se puede exportar a varias plataformas sin necesidad de cambiar todo el código de programación. Además, Unity permite especificar la comprensión de las texturas y ajustar la resolución de nuestros juegos para que sean compatibles con esas plataformas. Es decir, un solo archivo de alta resolución funcionará para todos los destinos. Vamos, que nos permite centrarnos en desarrollar el juego y no tanto en si tendremos que reprogramar todo el código para que funcione en Windows, PlayStation o Android. Algo que, sin duda, hace de Unity una herramienta más accesible y divertida que otras.

Unity 3D se divide en cinco vistas principales:

  • Explorador: Aparecen todos los elementos de nuestro proyecto como son imágenes, escenas, scripts, audios….
  • Inspector: Muestra y define las propiedades de los elementos de nuestro proyecto y nos permite modificar los valores de una forma rápida, así como cambiar las texturas.
  • Jerarquía: Lista jerárquica de los elementos de tu escena.
  • Escena: Diseño y maqueta de nuestro juego completo, pantalla o sección de éste. Cada escena representa un nivel o sección diferente del juego
  • Juego: Visualiza nuestro juego en distintas resoluciones.

Como podéis comprobar es una herramienta muy completa, aunque al principio pueda resultar compleja si no conocemos exactamente cómo funciona el proceso de programar. Por eso, es importante iniciarse en ella poco a poco y con ayuda de profesores, amigos o familiares que ya la conozcan.

Actualmente, más de 500 millones de usuarios juegan a aplicaciones desarrolladas con Unity y es uno de los motores más utilizados para Android y iOS. Entre los juegos conocidos que utilizan este motor gráfico están Deus Ex: The Fall, Among the Sleep y Ori and the Blind Forest.

Among the sleep

Among the sleep es un videojuego profesional que se ha creado utilizando Unity

 

Por: Clara Castaño Ruiz