Esta semana, en nuestro nuevo post del blog de ConMasFuturo os queremos hablar de Scratch, una de las herramientas que utilizamos en nuestras clases para iniciar a los niños y niñas en el mundo de la programación. En un mundo en el que convivimos a diario con la programación, es fundamental enseñar a los niños y niñas nociones básicas de programación, y Scratch es una de las herramientas perfectas por ser un software muy sencillo y accesible para todos, ya que se puede conseguir de forma gratuita para descargar y también se puede utilizar online. Funciona en ordenadores Windows, Mac y Linux.

 

Scratch fue presentado en el año 2007 y desarrollado en el Instituto Tecnológico de Massachusets por un equipo dirigido por Mitchel Resnick y es un lenguaje de programación visual. Es decir, tiene un entorno amigable y sencillo que permite que podamos enseñar y aprender de forma fácil a desenvolvernos en el mundo de la programación, así como investigar sin tener miedo a romper el ordenador de nuestra casa.

 

Mitchel Resnick, creador de Scratch

Mitchel Resnick, creador de Scratch

 

Estamos seguros que en más de una ocasión habéis visto un gato naranja en las páginas de la web y el blog de ConMasFuturo y es que, este simpático gatete, es la mascota de Scratch. Su nombre deriva de la técnica del scratching, movimiento que realizan los DJ para producir algunos sonidos. El MIT tomó este nombre porque en su herramienta para enseñar programación todos los objetos, gráficos, sonidos y secuencias de comandos se pueden importar y combinar para programar de forma rápida y sencilla.

 

Los mayores beneficios de aprender programación con Scratch son:

  • Desarrolla el pensamiento lógico
  • Fomenta la creatividad
  • Mejora las habilidades de comprensión
  • Facilita el pensamiento sistémico
  • Mejora el rendimiento escolar

 

Scratch está especialmente destinado para chicos y chicas de 8 a 16 años, pero puede ser utilizado por personas de todas las edades que estén interesados en el mundo de la programación. Si podemos imaginar, podemos crear y compartir nuestros proyectos, animaciones y videojuegos 2D. Así pues, ya sabéis, si tenéis la oportunidad, no dejéis de apuntaros a una clase de programación con Scratch porque, además de aprender un montón, os lo pasaréis muy bien.

 

Interfaz de Scratch (FILEminimizer)

 

Por: Clara Castaño Ruiz