Desde el País de las Maravillas que es la tecnología nos llega Alice. Se trata de un lenguaje de programación educativo libre y abierto, orientado a objetos con un entorno de desarrollo integrado. Como ocurría con Scratch, podemos descargarlo de una manera totalmente gratuita a través de su página web.

 

En ConMasFuturo utilizamos este software para enseñar a los chicos y chicas conceptos de programación en 3D. A diferencia de Scratch, Alice está programado en Java y su entorno, aunque sencillo, resulta un pelín más complejo. Alice fue desarrollado por investigadores de la Universidad de Carnegie Mellon y su versión más reciente es la 3.2 que se puede ejecutar en ordenadores con Windows, Mac y Linux.

 

Alice 3.2

 

Alice está especialmente indicado para los chicos y chicas de secundaria, aunque si los de primaria están muy avanzados y son unos expertos aprendiendo programación, podemos introducirles en la materia antes de tiempo. Si antes de una clase de Alice han tenido algún curso de Scratch, les resultará todavía más sencillo su aprendizaje ya que la programación de los objetos o elementos también se realiza mediante el “arrastar y soltar” de bloques.

 

El principal objetivo de Alice es hacer de la experiencia de aprender a programar algo placentero y visual. Se basa en un aprendizaje muy visual en el que sólo tenemos que arrastrar objetos 3D a la acción deseada, logrando así una animación sin errores y un código explicado. Así, podemos ver nuestra línea de código y sacar adelante nuestros videojuegos o animaciones. Esto se traduce en motivación y querer seguir aprendiendo.

 

pecesalice

 

Los objetos 3D que tenemos en Alice vienen por defecto en el programa, aunque si queremos utilizar otros modelos se pueden diseñar, exportar o descargar a través de otros programas compatibles. Como curiosidad, en la última versión de Alice colabora Electronic Arts y se añadieron personajes humanos de Los Sims.

 

Como podéis ver, Alice es un poco diferente a Scratch y, aunque no llega a los límites de profesionalidad de Unity 3D, si que nos permite realizar videojuegos y animaciones más complejos.

 

Por: Clara Castaño Ruiz