“Todo el mundo en este país debería aprender a programar un ordenador… Porque eso te enseña cómo pensar”, Steve Jobs.

El principal objetivo que siempre hemos tenido en ConMasFuturo es hacer felices a los niños y enseñarles una vocación para su futuro. Hoy en día, todo se mueve a través de un ordenador y es fundamental saber cómo funcionan. Según Steve Wozniak, co-creador de Apple, “hay que dejar elegir vocación a los niños cuando son pequeños” Si les gusta la programación, ¿por qué no dejarles aprender tecnología en sus colegios?

 

Steve Wozniak no es el único que ha hablado de la necesidad de que los niños experimenten con la tecnología. Mark Zukerberg, CEO de Facebook y una de las personas más influyentes del mundo de la informática gracias a su Red Social, cree que los padres deben dejar jugar a sus hijos con videojuegos porque eso les hace interesarse por la programación. “No me habría metido en programación si de niño no hubiera jugado a videojuegos.”

 


La programación nos enseña a pensar, analizar, nos ayuda a alcanzar nuestros sueños, fomenta nuestra creatividad, mejora nuestra agilidad mental y nos ayuda a resolver problemas, con ella se puede trabajar en equipo y, además, nos prepara para el futuro.

 

Como dice Susan Wojcicki, Directora Ejecutiva de Youtube: “Aprender código hace que los niños se sienten capaces, creativos y con confianza. Si queremos que nuestros jóvenes conserven estas características en la edad adulta, una gran opción es exponerlos a la programación informática en su juventud”.

 

En ConMasFuturo apostamos por el futuro de niños y escuelas, acercando la programación a las aulas a través de una metodología muy dinámica y divertida para los alumnos. Somos conscientes de la importancia de la educación desde la infancia porque lo que se aprende cuando eres pequeño, repercute en lo que serás de mayor. Por eso, creemos que es importa dejar elegir a los niños su vocación cuando son pequeños y no cuando tienen que decidir una carrera.

 

Programación y diseño de objetos 3D

 

Por: Clara Castaño Ruiz