Como sabéis, en ConMasFuturo empleamos los videojuegos para que los chicos y chicas aprendan así programación, es una forma útil de introducirlos en el mundo tecnológico, ya que no lo ven como una asignatura corriente, sino que aprenden haciendo algo que les gusta, puesto que hoy en día prácticamente todos los niños y niñas, así como adolescentes, juegan a videojuegos en su vida cotidiana.

Un ejemplo de esto es como cuando usamos Minecraft en nuestras clases y/o talleres, nuestros alumnos no sólo juegan a Minecraft, sino que gracias a este juego aprenden infinidad de conceptos de programación, y todo esto sin darse prácticamente cuenta, mientras se divierten y disfrutan.

Pues bien, con el post de hoy os queríamos mostrar que cuando los pequeños de la casa dicen que van a jugar a algún videojuego, no tiene por qué ser algo malo, siempre y cuando no se abuse de ello, porque sabemos que muchos padres y madres lo ven como algo que puede llegar a ser “dañino”, pues bien, aquí mostramos numerosos beneficios que puede suponer jugar a videojuegos:

  • Olvídate del aburrimiento: está claro que lo que nos impulsa a jugar a un videojuego es el entretenimiento que esto nos supone, evitando así el aburrimiento.
  • Se mejoran habilidades: como por ejemplo la mentalidad, los reflejos, préstamos constante atención a aquello que estamos haciendo y por supuesto, jugar a un videojuego siempre requiere coordinación y concentración.
  • Aprende inglés: en muchas ocasiones un videojuego que nos puede llegar a interesar, no se encuentra aún traducido a nuestro idioma, pero no debemos dejar pasar videojuegos aunque no estén traducidos, ya que supone un gran beneficio, aprender y mejorar nuestro inglés.
  • Los jóvenes se alejan de los vicios dañinos: ya que emplean su tiempo libre en jugar a estos videojuegos y por tanto, no se lo dedican a posibles actividades más perjudiciales.
  • Se adquieren nuevos gustos: como por ejemplo en tecnología, arte, historia…esto dependerá de la temática del videojuego, ya que nos llevará a buscar información sobre el contexto en el cual se desarrolla dicho videojuego.
  • Hacer nuevos amigos: muchos juegos dan la opción de multijugador, lo que supone conocer nuevos amigos o compañeros de juego que harán que incluso sea más entretenido.
  • Valorar más la música instrumental: al estar sumidos totalmente en la historia, los videojuegos nos hacen prestar más atención a aquello que estamos escuchando, como es el caso de la música.
  • Desestres: los videojuegos ayudan a desestresar al jugador, siempre de manera sana y divertida, olvidando los problemas del día y ayudándonos a evadirnos de nuestro día a día cotidiano.
  • Desarrolla la imaginación. Con la creación de mundos y personajes, a veces incluso hasta historias, los videojuegos nos permiten desarrollar nuestra imaginación de manera increíble.
  • Capacidad de resolver problemas inesperados: nunca se sabe que puede pasar o qué problemas pueden surgir cuando se juega a un videojuego, así que hay que ser capaz de reaccionar para resolver aquello que se nos presente.
  • Trabajo en equipo: cuando te unes con otros jugadores para lograr una misión.
  • Creatividad: ligado al beneficio de la imaginación, los videojuegos también te permiten crear a tu gusto, prácticamente sin límite, favoreciendo así a la creatividad.

Es decir, jugar videojuegos, siempre y cuando no sea de forma abusiva, tiene grandes beneficios para nuestro cerebro, estos son tan solo algunos de los beneficios que suponen, pero ¡hay muchos más! Por ello en ConMasFuturo contamos con varios cursos sobre creación y programación de videojuegos (con Kodu, Unity…), ya que además de alcanzar todos estos beneficios, permite a nuestros alumnos aprender programación y más mientras se lo pasan genial.