En ConMasFuturo somos conscientes de que nuestros alumnos/as son niños/as y jóvenes, por lo que tratamos que la enseñanza que llevemos a cabo sea divertida, haciendo ameno su proceso de aprendizaje.

Cuando aprendes cosas que además de aportarte conocimientos útiles para tu futuro tanto personal como laboral, hacen que pases un buen rato, se te hace entretenido e incluso se te pasa volando, esos conocimientos, tienden a perdurar más a largo plazo en nuestro cerebro, siendo una enseñanza más eficaz  y además, aprendes sin apenas darte cuenta de ello.

Cuando un alumno se encuentra aburrido, desanimado, no presta apenas atención a lo que está haciendo o escuchando, puede posteriormente memorizarlo en su casa para simplemente pasar un examen, plasmando lo memorizado en un papel, pero ¿que habrá aprendido? La respuesta está clara: nada. La enseñanza y el aprendizaje no se basan en memorizar y plasmar, sino en procesar aquello que estas aprendiendo, adquirir verdaderos conocimientos, que te enganche e incluso por qué no, que te apasione.

Por ello aprender programación es un proceso divertido para nuestros alumnos. Empleamos múltiples herramientas interactivas, como por ejemplo, Scratch para aprender conceptos de programación, Unity para la programación de videojuegos, o el programa Alice para entender con animaciones 3D el funcionamiento de la programación orientada a objetos…y estos son tan solo algunos ejemplos, ya que como sabéis, en nuestras clases y talleres usamos muchas herramientas más, todas ellas igual de educativas y divertidas, que hacen del aprendizaje un proceso del cual todos disfrutan y poniendo además a su alcance proyectos que antes eran terreno de ingenieros.

Al final, aprender asignaturas como la programación, si es enseñada de manera dinámica, se acaban convirtiendo en un hobby bastante entretenido, por supuesto requiere esfuerzo y dedicación, pero puedes acabar convirtiendo tu profesión en algo que realmente te apasione. No hay nada mejor que disfrutar de tu trabajo.

Pero no sólo es favorable para un futuro laboral, sino también para un futuro personal, pues ya prácticamente todo lo que nos rodea es programable, estamos rodeados de ordenadores, tablets…y debemos saber desenvolvernos en el entorno que nos rodea, no cabe duda de ello. Pero no sólo eso, sino que tiene múltiples beneficios: te enseña una nueva forma de pensar, favorece la creatividad, refuerza otras asignaturas como las matemáticas, y un largo etcétera.

Por ello, en ConMasFuturo orientamos la educación de esta manera, con procesos educativos como la gamificación, el aprendizaje basado en proyectos…todo esto nos ayuda a educar de manera dinámica, organizada y sencilla, de forma que nuestros alumnos se convierten prácticamente en programadores profesionales.

No lo dudes, lo que para ellos es diversión, para ti es una inversión en un futuro mejor.