Como sabéis, en el blog de ConMasFuturo os hablamos sobre el mundo tecnológico, la programación, la robótica y todo lo que ello conlleva. Y en muchas ocasiones os hablamos de ciertas tecnologías que empleamos para la formación y educación de nuestros alumnos y alumnas. Unas son más empleadas que otras, pero igualmente, os queremos dar pequeñas pinceladas de lo que hacen y en qué consisten cada una de ellas  para que estéis al tanto de lo que hacen vuestros hijos/as, pues todas conformarán el futuro de ellos y habrán contribuido ya sea en mayor o menor medida.

Por ello, hoy os queremos hablar de Lego Mindstorms. Quizás algunos ya hayáis oído hablar de esta tecnología, muy conocida en el mundo de la robótica y la programación, aunque no es la única, ya que otras tecnologías como Arduino o Scratch están en alza.

Lego Mindstorms fue creado por la famosa compañía LEGO, con sede en Billund (Dinamarca). Fundada en 1932 por Ole Kirk Kristiansen, LEGO es una de las empresas líderes en la fabricación de juguetes. El lema de la compañía es “Only the best is good enough” (“Sólo lo mejor es lo suficientemente bueno”), la empresa tiene un firme compromiso con el desarrollo infantil, que consiste en inspirar y desarrollar a los constructores del mañana mediante el juego y el aprendizaje creativo.

Lego Mindstorms es una línea de juguetes de esta reconocida compañía comercializada por primera vez en 1998, pero no son juguetes cualquiera, sino que son juguetes de robótica, que poseen elementos básicos de las teorías robóticas, como puede ser la unión de piezas y la programación de acciones de forma interactiva. Obvio es que sirve como herramienta educacional, no solo como entretenimiento para los niños/as; razón por la cual la empleamos en ConMasFuturo.

Con sus piezas, prácticamente puedes representar todo, cualquier forma, y puedes construir un modelo de sistema integrado con partes electromecánicas controladas por ordenador.

Hasta 2015 ha habido tres generaciones de Lego Mindstorms: el bloque RCX, el bloque NXT y el EV3.

Sin duda, es una herramienta importante para el aprendizaje infantil de la programación y robótica.

Surgió con la idea de que es mejor potenciar el aprendizaje creando un entorno en el que los estudiantes puedan desempeñar actividades propias de ingenieros o inventores como vía para acceder a los principios fundamentales de la ciencia y la técnica; ya que de esta forma es como se desarrolla la forma de pensar de los científicos, los estudiantes se interesan realmente en su trabajo y tratan de informarse para resolver los problemas que se les presentan. Así que se concentraron a la hora de crear Lego Mindstorms, en palabras de Resnick, importante programador estadounidense y doctorado en el MIT, en “diseñar cosas que permitan a los estudiantes diseñar cosas”.

Las decisiones que se llevaron a cabo a la hora de diseñar las piezas de Lego Mindstorms fueron:

  • El sistema debía ser sencillo
  • Debía poder emplearse de muchas formas diferentes
  • Simplicidad
  • Elección cuidadosa de las cajas negras
  • Poner énfasis en el aprendizaje de la programación
  • El bloque debía tener un número suficiente de puertos de entrada/salida para poder conectarse con distintos sensores.
  • Observar qué es lo que los niños intentan hacer con el juguete

Con este post esperamos haberos aclarado algunas ideas sobre esta tecnología, pues sabemos que muchos padres tienen aún dudas sobre este mundo, por lo que esperamos que con estas pequeñas pinceladas, vayáis adentrándoos junto con vuestros hijos/as en las nuevas tecnologías, la programación y la robótica.