En otros post de nuestro blog ya os hemos explicado en qué consiste Raspberry Pi. Os vamos a explicar de nuevo, brevemente, en qué consiste esta tecnología para poneros en situación.

Raspberry Pi es una de las tecnologías que más usamos en ConMasFuturo para enseñar a nuestros alumnos programación y el mundo DIY. Se trata de un mini-ordenador que nos ofrece infinidad de posibilidades, además, es una placa barata, por lo que se trata de un ordenador asequible y sencillo de usar.

Esta placa nos permite sacar gran provecho a la tecnología, y te permite hacer cosas increíbles que probablemente no imaginabas que estarían a tu alcance.

Algunos de los proyectos que podemos poner en marcha son:

  • Tener un miniordenador: Como os hemos comentado, esta placa es un ordenador, no cabe duda de ello. De manera que, enganchándole una pantalla, un teclado y un ratón, es posible sacarle todo el potencial a nuestra Raspberry. Con ella podrás navegar, programar y también, jugar. Muy útil para llevar de viaje.
  • Montar un superordenador: Para ello, sería necesario montar en serie varias Raspberry y hacer que trabajen de manera conjunta.
  • Tener una Tablet: Con una distribución y pantalla adecuadas, se puede construir tu propia tablet. A esta Tablet, además, puedes conectarle casi cualquier cosa.
  • Acceder a tu ordenador personal: Con el programa adecuado, es posible establecer conexión remota con otros ordenadores. Por ejemplo, podemos usar VNC para ello. Podemos usar la televisión y un teclado y así estar conectado a distancia al ordenador que previamente hemos instalado el servicio.
  • Almacenamiento en red: Si conectamos a nuestra Raspberry Pi un disco duro USB y utilizamos Samba, podremos acceder desde cualquier dispositivo de nuestra red a los archivos que contenga ese disco duro.
  • Centro multimedia: Gracias a su salida HDMI y la potencia suficiente para reproducir vídeos, lo convierte en un complemento ideal para transformarlo en un centro media de coste reducido.
  • Proyectos robóticos: Raspberry Pi pone a tu alcance el poder conectar motores y sensores a tu antojo para construir tu pequeño robot, como por ejemplo, tu R2D2.
  • Consola de juegos: Pueden emularse algunas consolas, sobre todo aquellas de “antaño” o las denominadas máquinas arcade. Y crear nuestro propio tetrix o juego de marcianos.

Estos son tan solo algunas de las cosas que están a tu alcance con tu placa Raspberry. No tengas miedo de probar, de investigar y ¡experimenta con tu Raspberry Pi! En post posteriores os seguiremos dando ideas de proyectos que podéis realizar con vuestras placas y además, desde casa. ¡La imaginación es el límite!